CEAPEDI
Centro de Estudios y Actualización en Pensamiento Político, Decolonialidad e Interculturalidad

Correspondencia

Noviembre 30, 2009
Profesora María Eugenia Borsani
Facultad de Humandidades
Universidad del Comahue
Provincia de Neuquén
Argentina

Estimada Profesora Borsani,

Es un honor y un placer aceptar su invitación para colaborar con ustedes en el CEAPEDI, y continuar la comunicación y colaboración que iniciamos hacia finales del 2008. Como Director del Centro de Estudios Globales y las Humanidades, de la Universidad de Duke (CGSH, http://trinity.duke.edu/globalstudies/), su proyecto nos complace y beneficia en la medida en que, por un lado, está en nuestra misma línea de investigación y de apertura democrática del conocimiento. Por otro lado, el Centro tiene como una de sus misiones establecer vínculos y colaborar con centros e instituciones cuyos objectivos sean compatibles con los nuestros. En este sentido, como verá en la pagina web, hemos cooperado con variadas instituciones y en este moment lo estamos haciendo con el NiNsee (http://www.ninsee.nl/?pagina=83&parentID=0&level=1) de Amsterdam y con INPUTS (http://www.fb10.uni-bremen.de/inputs/) de la Universidad de Bremen, en Alemania. De modo que es para nosotros, y para mi personalmente, como Argentino, incluir al CEAPEDI entre las instituciones con las que trabajamos.

Le envío esta confirmación por correo electrónico ordinario, pero si necesita la confirmación con membrete oficial del CGSH, con mucho gusto se la enviaremos, por fax, correo aéreo o correo electrónico.

Le agradezco nuevamente su invitación y quedo a sus servicios en cuando a las colaboraciones futuras.

Atentamente

Walter D. Mignolo

William H. Wannamaker Professor and

Director, Center for Global Studies and the Humanities

Duke University

http://waltermignolo.com/


RIO CUARTO, 10 de Noviembre de 2009
A los Profesores María Eugenia Borsani y Carlos Pescader
Departamento de Filosofía
Facultad de Humanidades
Universidad Nacional del Comahue

Estimados colegas:

Me es muy grato haber recibido vuestra invitación para conformar el Comité Académico del CENTRO DE ESTUDIOS Y ACTUALIZACION EN PENSAMIENTO POLÍTICO, DECOLONIALIDAD E INTERCULTURALIDAD (CEAPEDI), cuya creación Uds. estimulan. Gratitud por la generosidad que en ello revelan y beneplácito ante la iniciativa que es interesante no sólo como espacio epistémico de estricta y urgente importancia sino también como ocupación de un espacio institucional a través de la figura del Centro, que científicamente implica una brisa de aire fresco en las crecientemente caducas figuras de las Facultades, Escuelas y Departamentos, dentro de las cuales suele estancarse la producción y transmisión de conocimientos en nuestras Universidades. El Centro supone una apertura inter y transdisciplinaria que potencia enormemente la construcción, interpretación y análisis de los plurales y novedosos objetos de estudio que nos enrostra la realidad.

Con ocasión de ser Decano de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de Río Cuarto en el período 1996- 1999, mi equipo de conducción impulsó la creación de los centros de estudio en el marco de dicha unidad académica. Hoy son varios los que ejercen una fructífera actividad impulsados por aquella normativa.

En cuanto a los desafíos teóricos que Uds. pretender enfrentar encuentro una muy clara y prolija delimitación de los mismos, y por lo demás, una fuerte identificación conceptual con vuestros planteos. En estos días, sale a la luz una publicación que he compilado bajo el nombre de Siete ensayos de una biopolítica y una bioéticas latinoamericanas en donde es susceptible rastrearse muchas coincidencias aún cuando las conceptualizaciones no sean necesariamente homólogas. Deseo hacer notar que en tal publicación, el Prof. Martín Diaz, a la sazón miembro del equipo de investigación que dirijo, hizo un valioso aporte. Ahora, observo con alegría que el Prof. Díaz se encuentra insertado en vuestra institución y colaborando en este hermoso proyecto que Uds. presentan.

Reiterando mi agradecimiento y aceptando, desde luego, formar parte de tal Comité Académico, reciban Uds. un caluroso abrazo y mis votos para que el mismo llegue a buen puerto en esta instancia de creación administrativa.

Mg. Abelardo Barra Ruatta

Profesor Asociado de Filosofía Argentina y Latinoamericana Contemporáneas

Universidad Nacional de Río Cuarto


 


El CEAPEDI:
Acerca de su
fundamentación
y propósitos

Este Centro propone abrir un espacio de permanente exploración conceptual orientado a indagar los planteos provenientes de lo que se ha denominado “Giro/pensamiento decolonial”. Esta novedosa perspectiva, también llamada `pensamiento otro´, `epistemología fronteriza´ y `pensamiento heterárquico´ conlleva a una muy significativa incidencia en el campo del Pensamiento Político/ Filosofía y Teoría Política y en el de la Crítica Cultural y Estudios Culturales, entre otros. Dicha propuesta teórico-práctica propicia, desde un punto de vista metodológico, un viraje que consiste en el desprendimiento de aquellas narraciones canónicas desplegadas por la matriz ético-política propia de la modernidad. Su cometido, entonces, es apostar a un genuino giro epistémico, abrevando para ello en prolíficos abordajes conceptuales procedentes de genealogías no contempladas - o silenciadas adrede- en las narrativas de la academia occidentalo-céntrica. Este viraje o giro, nos posiciona así ante instancias de decolonialidad operantes en las órbitas del poder, del ser y del saber, lo que implica, a su vez, un corrimiento del carácter homogeneizante supuesto en la episteme política moderna/colonial desbaratando así ciertos constructos categoriales centrales y constitutivos del relato político moderno.

La propuesta decolonial estimula, entonces, la generación de constructos conceptuales, herramientas de análisis con proyección práctica-política en aras de encontrar nuevas pistas interpretativas y performativas del mundo político, a expensas de reformular los criterios claves del universo político-social. Se enmarca, así, en una acuciante exigencia, que se estima impostergable por llevar a cabo una acción de resemantización de la actividad intelectual en pos de incorporar nuevas discursividades y dar cuenta, a su vez, de cuáles fueron los resortes que impidieron, por siglos, asirnos de tales planteos a la vez que desamarrarnos a patrocinios conceptuales, tutelajes epistémicos y padrinazgos categoriales. Esta opción teórica altera así la historia misma de la Filosofía y Teoría Política que sostenida en la ficción de la historia universal -no siendo sino historia `europea´ de la filosofía `occidental´- traza un itinerario que parte de los filósofos célebres de la Grecia clásica, haciendo escala en el renacimiento italiano, pasa por los contractualistas de procedencia inglesa, alemana y francesa, llegando al marxismo, en el mejor de los casos, como único e inexorable itinerario. La opción decolonial cuestiona la irreversibilidad de tal recorrido e indaga en historias `otras´, no canónicas, proponiendo nuevas cartografías epistémicas en pos de contribuir a la transformación de la geografia de la razón occidental. Dicho cuestionamiento auspicia entonces nuevos itinerarios intelectuales, lo que es bienvenido habida cuenta que los recursos epistémicos con los que se ha contado hasta ahora no resultaron ni suficientes para inteligir el universo socio-político ni han propiciado un presente más justo. Es por ello que la repercusión del giro decolonial en el campo del Pensamiento Político -considerado en su vastedad dado que aglutina a la Filosofía Política, a la Ciencia Política, al Derecho Político, y más- estimula a desempeños académicos e institucionales en aras de otorgarle un adecuado encuadre crítico, el que será alcanzado en tanto se diseñen ámbitos investigativos ad-hoc en consonancia con la significativa incidencia que esta perspectiva ha comenzado ya a adquirir en las Ciencias Humanas y Sociales.

En concomitancia con lo planteado, la referencia al concepto de interculturalidad responde por su parte a la ponderación otorgada a la diversidad de expresiones epistémico-políticas prohijadas por la totalidad de culturas y comunidades humanas existentes. En tal sentido, la referencia a la idea de interculturalidad supone una revalidación de los saberes contextuales propios de cada cultura y, fomenta a su vez, la generación de un nuevo horizonte ético-político a partir de un genuino diálogo entre los diversos colectivos humanos y las configuraciones estéticas, políticas y cognoscitivas constitutivas de los mismos. De tal modo, esta validación otorgada a la idea de interculturalidad supone, entonces, un rechazo a toda concepción etnocéntrica desde la cual se afirme la pretensión privilegiada de universalidad de una cultura por sobre otras, o bien, la imposición de cierta tipo de racionalidad por sobre otras manifestaciones exploratorias del mundo.

De tal manera, la decolonialidad y la interculturalidad suponen el diseño de un nuevo programa político-filosófico-epistémico desde el cual repensar y articular nuevos modos de convivencia que posibiliten una transformación dignificante de nuestro presente.

 

Links relacionados
Nuestras páginas recomendadas
Notas, Artículos y Entrevistas
Videos, entrevistas, artículos y notas relacionadas
Block de Notas
Para dejar mensajes o comentarios
 I   I   I   I   I   I   I   I   I   I 
info@ceapedi.com.ar - Neuquén - República Argentina